Asalto Navideño 1 y 2, Lo Que Nadie Contó



En la historia de Fania Records, dos grabaciones antológicas destacan de todo su catálogo, por convertirse desde el momento mismo de su lanzamiento en verdaderos clásicos de la música latina. Ello no tendría nada de raro, de no ser porque se trata de los únicos discos con esencia jibara que se prensaron en la disquera de fama mundial.

Se trata de los discos Asalto Navideño volumen uno y dos, que sin proponérselo han mantenido en alto el estandarte de todos los discos de tipo navideño que han sido grabados posteriormente tanto en el sello Fania, como en sus subsidiarias y en cualquier otra casa discográfica. Desde que salió al mercado el volumen uno en 1970, se dice que ha sido el disco navideño más vendido en la historia de la salsa, aunque nadie ha confirmado los datos de referencia para esta aseveración, ni se conocen las cifras de ventas de los discos Bobby Cruz en Fiesta Navideña de la disquera Fonseca de 1964 o Felices Pascuas que lanzó al mercado Ricardo Ray y Bobby Cruz a través de la disquera Vaya Records en 1971, que sin duda, también han tenido una amplia aceptación en toda Latinoamérica para las épocas decembrinas.

Como se anunció, Asalto Navideño es un disco enteramente jibaro, no solo por la concepción musical que en su momento tuvo Willie Colon, sino porque en el se colaron temas del repertorio de la música típica de Puerto Rico, que han pasado inadvertidos hasta el día de hoy por la mayoría de quienes escuchan año tras año esta producción y que tampoco fueron objeto de mención alguna en las respectivas reseñas que se hicieran por parte de los programas La Hora Faniatica con José Arteaga del portal Gladys Palmera (se puede escuchar aquí) que es todo un referente en cuanto a las grabaciones del sello Fania, o la reseña que se hiciera recientemente por el portal Salserisimo Peru (se puede escuchar aquí).     

En varias entrevistas el mismo Willie Colon manifestó que cuando le surgió la idea del disco, fue a ver a Jerry Masucci para hablar del proyecto que tenía en mente, entró a la oficina y le comento que quería hacer un disco de navidad de estilo jibaro, a lo cual Masucci prácticamente ni le prestó atención y solo le dijo: “si, si, trae el disco”. El resto fue historia y hoy, tras cincuenta años de ese suceso, los dos discos aún siguen vigentes en cada navidad que se celebra en los hogares latinos.

Ello sucedió así, porque a pesar de tener pocos años en la compañía Fania, la confianza que le tenían Johnny Pacheco y el mismo Jerry Masucci, se representaban en la libertad que le daban para desarrollar libremente el sonido que quisiera explorar.   

Asalto Navideño Volumen Uno (Fania – LP 399), inicia con la introducción que hace Polito Vega sobre una melodía que ejecuta la orquesta y en la que se destaca el cuatro de Yomo Toro, en la que va presentando a todos los miembros que participaron en la grabación, por primer vez en un disco del sello Fania, se presentaban los créditos en forma oral y no escrita en la contraportada del disco, otra novedad que no vendría a ser replicada sino en los discos editados de los conciertos de la Fania All Stars.  

Le sigue a la introducción, el tema Canto a Borinquen, que sigue apareciendo con derechos en reserva desde los años setenta y hasta el sol de hoy en las reediciones que han sacado las distintas empresas que han comprado el catálogo Fania. El tema original se titula Patria y Amor, un aguinaldo bayamones de composición de Flor Morales Ramos que fuere publicado en el álbum Vuelven Los Dos Grandes, La Calandria y Ramito del sello Canomar (CLP-513).    

En el libro Cada Cabeza Es Un Mundo, escrito por Jaime Torres Torres se relata que Hector Lavoe ya había ensayado previamente este número con el cuatrista Roberto García y una vez se dio el proyecto de Asalto Navideño, por sugerencia de Hector se incluyó el tema, pero con el cuatro de Yomo Toro y los arreglos de Roberto García y Willie Colon. Vale la pena aclarar la información publicada en el texto, donde se señala que por haber sido cambiadas algunas líneas del tema original de Ramito no se incluyó al mismo en los créditos, hoy Usted puede ser testigo que la letra de ambos temas es idéntica y Hector no solo no cambió una sola coma de la letra de la canción original, sino que además repitió la segunda estrofa para rematar el tema con cinco décimas y que no quedara con cuatro versos decasílabos como era la costumbre en la música jibara.

Willie Colon ayudado por Marty Sheller realizan los arreglos para el tema el Popurri Navideño que es una adaptación del tema jibaro De Tierras Lejanas de composición de Pinin Maldonado que ya había sido grabado por Toñin Romero, con una serie de versos adaptados de villancicos tradicionales que se escuchan en Puerto Rico.

El disco continua con el tema Traigo la Salsa bajo la rúbrica de Willie Colon y Hector Lavoe, un tema original en el que se destaca Hector con una serie de inspiraciones jocosas que se acompasan con los tumbaos de los trombones que le imprimieron el sonido a la orquesta de Willie Colon en los discos pasados. 

El próximo tema es Aires de Navidad de la pluma de Roberto García, cuentan que al llegar al estudio de grabación, Roberto empezó a tararear la letra “ya van a empezar las fiestas, las fiestas de navidad y el jibarito cantando a todos les va a gustar” lo que bastó para que en el mismo estudio se culminará la letra, melodía y arreglos de la canción que nació en el estudio de grabación de Fania Records y se convirtió en un clásico inmediatamente.

La Murga Panameña, es una adaptación bien lograda de un estilo musical panameño popular en épocas de carnavales, utilizado generalmente para acompañar a las reinas que pasean en las carrozas. Por eso la letra del tema de este disco le canta a la mujer y no a la navidad “tu tienes un caminao que me tiene trastornao, y cuando bailas la murga oye mamita que buena estas”, sobra decir que del ritmo original al ejecutado en Asalto Navideño con el cuatro de Yomo hace que se pierdan los toques armónicos del ritmo original Panameño.

Sigue el disco con la canción Esta Navidad registrado bajo la firma de Willie y Hector, tema que se montó sobre un seis con decima que había cantado antes Odilio González y que se titula Negando su Idioma de composición de German Rosario y que fue publicado en el LP Éxitos de Odilio González del sello Colonia (CLP-2008) y también por el sello Tropical (TRLP 4575).

Cierra el volumen uno la canción Vive Tu Vida Contento, es un coro tradicional del folclore de Puerto Rico que se canta a ritmo de plena y sirve de base para la improvisación del cantante, con un notorio patrón melódico de las tumbadoras. En la adaptación del disco, el cuatro interpretado magistralmente por Yomo Toro lo hace mas digerible para el publico latino que no tiene raíces puertorriqueñas.

Asalto Navideño Volumen Dos (Fania - SLP00449), se gesta para 1973 y repite la misma nómina de músicos salvo por las ausencias de Roberto García como arreglista y William Campbell en el trombón, que fuere sustituido por Eric Matos.

El primer número es Pescao (Popurri Sambao) con derechos en reserva y que realmente se trata del coro popular “si se quema el monte, déjalo quemar” que se ha interpretado en Colombia, por cantantes folclóricos que señalan a Etelvina Maldonado como su autora. El intermedio del mosaico lo hace el tema conocido como Pescao que combina a ritmo de samba con la base de la letra del tema panameño del compositor Mario Horacio Cajar Lozano y que es ampliamente popular en los carnavales de ese país y cuyo coro dice así:

Nosotros, gozaremos juntos sí,

y no hay, quien pueda separarnos, no,

Porque, cupido lo ha dispuesto así,

y no hay quien pueda no, con el amor.

Bailando, se quita el dolor,

y bailaremos sin cesar,

¡Viva la Reina Roja!

Es la danza más alegre que hay,

y la tenemos que gozar.

La anécdota del por qué se titula Pescao y lo que tiene que ver el animal con la lirica de la canción, puede consultarse aquí en la pagina 7.  

Finaliza el coro “coge el pandero que se te va” tradicional de los aguinaldos y trullas que se cantan en puerto rico para la llegada de los reyes.

A propósito de aguinaldos y trullas, aprovechamos el espacio para decantar el significado de cada una, pues la definición que Arteaga dio en su podcast de La Hora Faniatica nos parece desacertado. En su alocución, se dijo que aguinaldo constituye las expresiones del asalto que se da en la ciudad, mientras que para el mismo fenómeno dado en el campo se utiliza la expresión trulla.

Al mejor estilo de charanga y pachanga se ha generado una discusión en torno a aguinaldo y trulla, los músicos jibaros y los musicólogos como Cesareo Rosa Nieves lo han identificado así:

“El aguinaldo es una composición lírica de carácter etnomírrico, en donde se ofrece o se pide algo. Casi siempre se escribe en versos hexasílabos u octosílabos. El metro depende mucho de la melodía musical a que se adapta. Son versos de arte menor para cantarse al son de una música regional de vivo sentir sensualista. Esta melodía se escribe en compás de dos por cuatro, es de un ambiente alegre, en donde se recoge todo el espíritu jovial y anacreóntico de Noche Buena, Año Nuevo y Reyes: un total de casi dieciséis días de fiesta, baile y canción, durante los cuales se come, se danza, se ama y se bebe con exceso.

Se distingue el aguinaldo por ser una canción coreada en donde en tiempos de Navidad, que es su único ciclo de vivencia, se usa para cantarlo y bailarlo de casa en casa, acompañado de música urbana (orquesta), o charanga jíbara (guitarra, bordonúa, cuatro, güiro, maracas, etc.). El aguinaldo se distingue además por su contenido binario en cuanto a su temática. En él se mezclan elementos profanos con elementos religiosos, aglutinación que unas veces resulta tierna, otras graciosas, otras irónica, y las más de las veces herética.”

En cuanto a la definición de trulla el autor expuso:

“la trulla tiene un espíritu de fiesta cuyo motivo es el ambiente religioso-profano de Pascuas de Navidad, desde antes de Noche Buena hasta después del 6 de enero o sea Reyes. El único fin que llevan estas comparsas es el ir de casa en casa pidiendo aguinaldos que consisten en dulces, comidas, bebidas y baile; y es importante recalcar para nuestro estudio, que las canciones que cantan son coplas de Navidad, que es lo que en Puerto Rico se llama pedir aguinaldos, o reyar, y que hemos descrito al comienzo de este ensayo.”

Queda claro que Aguinaldo es un ritmo musical popular que se ejecuta en un compás de dos por cuatro, desde diciembre y hasta principios de enero cuando se celebra la fiesta de reyes, género que durante esa época se canta junto con el seis en cada una de sus variantes. Mientras que Trulla responde a la parranda o fiesta donde se da el marco para la interpretación del canto de seises y aguinaldos que tiene su origen en una tradición navideña en la que músicos y vecinos sorprenden sus amigos y parientes con música festiva durante la noche.

Le sigue Recomendación, que es un tema en doble sentido y a pesar de aparecer como de la autoría de Hector, lo cierto es que se trata de un aguinaldo con decima de Ramito, y que fue publicado en el mismo disco donde aparecen las líneas originales de Patria y Amor dado a conocer en el volumen uno como Canto A Borinquen.

No fue casualidad que dos temas del LP Vuelven Los Dos Grandes, La Calandria y Ramito Vol. 2 del sello Canomar (CLP-513) aparecieran en Asalto Navideño uno y Dos, pues en el libro Cada Cabeza Es Un Mundo se relata que Priscila, hermana de Hector, tenía ese LP en su apartamento en Nueva York y cuando era visitada por el cantante de los cantantes, este escuchaba el disco de Ramito.

El tema más controversial de ambos volúmenes de los asaltos, fue La Banda que incluso motivo un litigio entre el compositor peruano Walter Fuentes, quien se proclamó autor de la obra que también fue grabada por Enrique Lynch y su Conjunto en el mismo 1973 bajo el sello Sonoradio (45RPM - 13281). Tras muchos ires y venires, el peruano no pudo demostrar que su grabación fuera anterior a la del sello Fania y al ser concomitantes y no existir registro previo de la obra no se dictaminó su mejor derecho, ello, sin dejar de lado que Willie también defendió su derecho como autor de la obra.  

Doña Santos, muestra como Yomo Toro colorea el tema con las notas de un verdadero aguinaldo jibaro. Tema en el cual la letra que se le dio a Hector, no iba en décima, sino en decimilla que conserva todo el rigor de la décima en sus aspectos técnicos del conteo de silabas y la pronunciación fonética, salvo que se elabora en torno a diez líneas de seis sílabas cada una, en contraste con las diez líneas de ocho silabas de la décima tradicional. Aunque la métrica falló en algunas líneas, se mantiene la estructura básica de la decimilla en este tema musical.

Cantemos también de la pluma de Roberto García representa uno de los temas más salsosos y que no tuvo un arraigo jibaro tan marcado como los otros números.

Al igual que el anterior, Pa´ Los Pueblos de Willie y Hector, retoma el pulso de la salsa que impusieron los músicos de Puerto Rico con los trombones como verdaderos protagonistas de la sección armónica. 

Continua el disco con el tema Arbolito que aparece con derechos en reserva, pero que tiene como compositor a Juan Olier Monreal. Originalmente es un villancico Español y no guarda relación alguna con la obra del compositor Colombiano José Barros como se informó por parte de Arteaga. Este villancico fue ampliamente conocido tanto en Cuba como en Puerto Rico donde existe una devoción por las novenas de navidad, en la isla hermana el tema fue publicado en un LP de la discográfica Panart LD-2099 que se tituló Arbolito e incluyó la interpretación que hiciere la Orquesta Casino de Sevilla, mientras que en Puerto Rico se hizo popular la versión publicada en el LP Navidad en el trópico que publicó la disquera Ansonia ALP-1226 y que interpreta José Antonio Salamán.  

Por su parte Bohemia & Montuno, además de los fragmentos de los villancicos antes mencionados, comparte la versión en ritmo de guaguancó que llevara al fonograma Arty Valdés y que fuere publicada por el sello Gema de los hermanos Guedes.

Culminan los asaltos con el tema Tranquilidad composición de Willie y Johnny Pacheco, que recoge en su letra un resumen de todo lo que en realidad fueron los dos discos completos “aquí llego la parranda trayendo un mensaje para el mundo entero”, un mensaje de navidad que se pasea sin pretensión alguna por la salsa con el sonido de los trombones, el cuatro y la voz de Hector .

No podemos finalizar este análisis sin referirnos a las declaraciones publicadas por el periódico Dominicano El Caribe, (lea aquí) en el que Johnny Pacheco expresó:

“¡Cómo pasa el tiempo!”. Parece que fue los otros días. Empezamos con una idea y terminamos agrandándola”, dijo el músico. Recordó que fue difícil grabar el disco porque todos los músicos no se podían controlar en los momentos jocosos que estaban viviendo en el estudio de Fania Récords, en Nueva York, y que prácticamente todo se improvisó.”

“Parecíamos idiotas con solo una idea, pero Yomo fue el primero en hacer las introducciones y ahí se enganchó Héctor. Después, llegó Willie y le puso el trombón. Y le dije: vamos a ver adónde llegamos y ahí parece que el cerebro se enderezó. Son momentos que solo pasan una vez”.

Y era cierto, la sinergia que se dio en la grabación de estos álbumes, creo un ambiente propicio para que una vez abonado el terreno, germinaran los temas que se volvieron clásicos de forma inmediata. Éxito que se debió en gran parte a un protagonista, Yomo Toro, quien participó a instancias del llamado que le hiciere su amigo Roberto García, que por derecho de amistad con Hector, debió ser el único cuatrista en el proyecto, ya que cultivaban amistad desde Ponce, sin embargo, al responder el llamado de Hector, Roberto pregunto si podía llevar a Yomo, quien quedo matriculado en Fania por el resto de sus días, tocando el cuatro, el tres y la guitarra en innumerables grabaciones e imprimiendo un sonido especial a los discos en los que participó.

En esta publicación, usted podrá escuchar algunos audios que si bien no gozan del mejor sonido, si se constituyen en un documento sonoro que sirve de soporte para efectos meramente académicos.

Tracklist:

1.- Introducción: Polito Vega

2.- Fragmento Canto a Borinquen: Hector Lavoe

3.- Patria Y Amor: Ramito

4.- Fragmento Popurri Navideño: Hector Lavoe

5.- De Tierras Lejanas: Toñin Romero

6.- Traigo La Salsa: Hector Lavoe

7.- Aires de Navidad: Hector Lavoe

8.- Fragmento Esta Navidad: Hector Lavoe

9.- Negando Su Idioma: Odilio González

10.- Vive Tu Vida Contento: Ramito

11.- Pescao (Popurri Sambao): Hector Lavoe

12.- Necesito Una Mujer: Ramito

13.- La Banda: Enrique Lynch

14.- Doña Santos: Hector Lavoe

15.- Pa Todos Los Pueblos: Hector Lavoe

16.- Fragmento Arbolito: Orquesta Casino de Sevilla

17.- Fragmento Arbolito: José Antonio Salamán

18.- Arbolito: Arty Valdes y su Trio

19.- Tranquilidad: Hector Lavoe

 

Comentarios

  1. Rafa muy pero muy minusiosa tu investigacion .... felicitaciones , afemas muchas dudas despejadas

    ResponderBorrar
  2. Rafa muy pero muy minusiosa tu investigacion .... felicitaciones , afemas muchas dudas despejadas

    ResponderBorrar
  3. Rafa mi querido amigo, gracias por esta juiciosa investigación, al mejor estilo de los grandes. Gracias por ayudarnos a despejar tantas dudas y a enseñarnos cosas q ignorabamos. Dicen q más sabe el diablo por viejo q por diablo, pero veo q ese dicho no aplica en ti. Siempre me has escuchado decir q en ti lo q tengo es abogado. Siento q también tengo investigador musical. Felicitaciones mi joven amigo

    ResponderBorrar
  4. Esperando una nueva entrega de Bohemia y Montuno, a cargo del apreciado amigo Rafa Cafiel R., llega ahora con la siempre bienvenida música de Navidad, música de Puerto Rico para el mundo en estas calendas. Selección exquisita y datos interesantes que ilustran y enriquecen el conocimiento mientras te deleitas escuchándola. Gracias una vez mas Rafa. ¡Vas bien muchacho, vas bien!

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Pablo Mendoza y Los Neutrales de Santo Domingo

ROSA, EL JUICIO DEFINITIVO