Israel López "Cachao" en Selección Maestros

 


Rey indiscutible del contrabajo y una figura trascendental para la música cubana dentro y fuera de la isla. Sus álbumes son hoy día objeto de culto de la discografía de la música latina. Participó en más de 230 orquestas, destacando como ningún otro en las sesiones de descarga.

 

Cachao no pudo nacer sino en la Habana, esto sucedió un día 14 del mes de septiembre de 1918, en el 102 de la calle Paula del barrio Belén, casa donde también había nacido el prócer de la independencia José Martí. Lugar que puede visitarse, pues fue declarada monumento nacional, para lo cual el Gobierno Nacional indemnizó a la familia López según su mismo relato con $700 USD.

 

La vena musical le vino de familia, pues al menos 35 de sus familiares ejecutan el contrabajo, pero el nombre, le viene de su abuelo Aurelio López Cachao, en muchas entrevistas Israel López explicó que la gente comentaba “mira que bien toca el nieto de López Cachao” expresión que fue abreviándose al nieto de Cachao y como la palabra era en su decir un sinónimo de cachondeo, eligió ser reconocido por Cachao y así sin pretensiones de ningún tipo, sin títulos extravagantes, sino de forma monónima llegaría su música al mundo entero que la recibió habida de su estilo único y particular.

 

López es más que las 10 notas musicales que encierran los 4 compases iniciales del tema Descarga Cachao que apareció publicado en el álbum Cachao Master Sessions Vol. 1. En un tiempo cuando todo estaba dicho en la música cubana, se metió la mano al bolsillo y sacó la llave que abrió la puerta para que entrara el mambo, después abriría el portón para popularizar el concepto del Jam Session en las grabaciones de estudio.

 


Cachao inicia su travesía de redescubrimiento de la música alrededor del año 1939 y no es que ese sea el año en el que comenzó a tocar contrabajo, bongo, piano o trompeta, ello inició años antes, sin embargo, no fue sino a finales de los años cuarenta que estrenó con el respaldo de la Orquesta Maravillas de Antonio Arcaño el danzón titulado Mambo, ello sucedió en una emisión en vivo para la emisora Mil Diez, tema que no tuvo aceptación popular en ese momento. En algunas entrevistas, él mismo Cachao ha manifestado que ello sucedió en 1935, en otras señala 1937, empero, debemos recordar que la radiodifusora en cuestión, no se creó sino en el año 1943. También, debe tenerse en cuenta que Antonio Arcaño modificó la estructura de la orquesta en el año 1944 para introducir congas y adicionar violines y violonchelos; de manera que habremos de situar el estreno del danzón Mambo a finales de los cuarenta y no de los años treinta, pues la evidencia sugiere que no estaban los elementos puntuales para ese suceso en ese momento.

 

Con todo y su mala recepción por el público, el tema Mambo se grabaría en el año 1951 y sus creadores, Israel y Orestes López, continuarían escribiendo números musicales para la orquesta de Antonio Arcaño, mientras que, en México Dámaso Pérez Prado capitalizaría las células fundamentales del nuevo ritmo, moldeándolo hasta llevarlo al culmen del frenético baile que se popularizó en todos los países de habla hispana.

 

Pese a que Pérez Prado se autoproclamó creador del mambo, nunca existió rivalidad o desavenencias por dicho motivo, al punto que habiendo salido Cachao al auto exilio en España, acompañó en 1962 a Pérez Prado en 7 actuaciones para Radio Madrid, pues éste se había quedado sin contrabajista para cumplir el compromiso radial. Ello era una muestra de su humildad y buen carisma como persona y como músico.

 

En una entrevista publicada por el portal www.artsconversations.org indicó que el significado de la palabra Mambo es historia en el lenguaje Lucumi, al respecto dijo: “Los Congos lo usaban para dormir a sus hijos, le decían te voy a contar un mambo.”

 

Su música fue como él, cadenciosa y sin afanes de ninguna naturaleza, dejaba que todo tomara su camino, por ello se convirtió en el dueño del ritmo. Cuando se piensa en descarga, suele asociarse el término a una forma de ejecución violenta y desenfrenada, nada más equivocado, el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española ha estado en deuda con Cuba desde siempre, pues de las 13 acepciones aceptadas para la palabra descargar, ninguna de ellas se ocupa en referirse a lo que se entiende musicalmente por descarga, término que se acuñó a instancias de los músicos cubanos que practicaban este estilo de interpretación.

 

Encontramos que descargar no es más que ejecutar libremente y sin partitura un instrumento ya sea en solitario o en conjunto con otros músicos. Esa idea de descarga no tiene nada que ver con el tempo o el ritmo, sino más bien en la forma espontánea de ejecución. Esos, son los dominios de Cachao, quien durante su estancia en Cuba mostró su valía al probarse como el oro, en un crisol de altas temperaturas y con los metales más finos saliendo siempre airoso en su arte.

 

Vivió tres etapas de oro en su carrera; la primera en su natal Cuba donde destacó como compositor y como arreglista, es allí donde se gestan las bases del Mambo y donde siembra la semilla de las descargas. No olvidemos que en el circuito musical habanero de aquellos años 50 la santísima trinidad musical la conformaban Arsenio Rodríguez, Antonio Arcaño y Félix Chappottín. Éxito que Arcaño debió agradecer en gran medida a Cachao.

 

No fue artista exclusivo de la Orquesta de Arcaño, pues en esos tiempos registró grabaciones en solitario y con una miríada de artistas, destacándose entre ellos a Fajardo y sus Estrellas, la Gran Orquesta Típica Nacional y las afamadas reuniones de músicos de la Cuban Jam Session (Panart) y la denominada Los Mejores Músicos de Cuba (Gema).

 

Su segundo aire lo toma en Estados Unidos a finales de mediados de los 60 y perdura hasta mediados de los años 80, donde sus participaciones son anheladas por los músicos latinos e incluso por intérpretes de música clásica y de otros géneros musicales. De esta época destacan no solo los trabajos musicales donde participa en el estilo de descarga, sino también como contrabajista acompañante y es que la virtud de un ejecutante no puede medirse solo por su capacidad de improvisar un solo, sino que requiere además cualidades que le permitan trabajar en equipo acompañando a sus pares para que ellos también puedan lucirse.

 

De esa época se le recuerda gratamente con Charlie Palmieri, Puppy Campo, registró grabaciones con Eddie Palmieri, Tito Rodríguez, Johnny Pacheco, Grupo Niche, Dave Pike y un sinnúmero de artistas que de enlistarse no terminaríamos nunca.

 

Llegarían los años 90 y con el empujón del músico/actor Andy García su carrera musical seguiría en un ascenso vertiginoso hasta llegar a los cielos, desde donde hoy día nos mira con la tranquilidad de haberle regalado a la música lo mejor de él y de su instrumento.


 

Tanto Andy como Cachao, han relatado que se conocieron en San Francisco y ninguno de los dos lo sabía en ese momento, pero el encuentro entre ambos daría pie a un vertiginoso ascenso en su carrera musical transformándolo en una estrella de proporciones astronómicas. Ese resurgir del olvido lo puso en un pedestal digno de su grandeza, el lanzamiento del documental “Cachao…Como Su Ritmo No Hay Dos” luego vendrían los discos Master Sessions, Cuba Linda, Ahora Si entre otros más, convirtiéndolo en la figura cubana más emblemática antes de la creación del Buena Vista Social Club.

 

Si los años no se llevaran la vida, tal vez no se hubiera ido aquel 22 de marzo del año 2008, cuando ya el mundo estaba acostumbrado a escuchar su contrabajo. Luego de su partida, se secó el manantial y el mambo, el danzón y la descarga jamás tuvieron el mismo sabor.

 

En el reproductor Usted escucha la Introducción musical a cargo del mismo Israel López y su tema Descarga Cachao del Álbum Master Sessions editado por Sony Music en 1994 y con el acompañamiento de un colectivo de estrellas entre los cuales destaca Paquito Rivera, Nelson González, Jimmy Boshc, Alredo “Chocolate” Armenteros, Nestor Torres, Alfredo Valdes Jr, Orestes Vilato, entre muchos otros.

 

Luego escucharemos a minuto 6:27, escuchará Agua Que Va a Caer del Larga Duración Patato & Totico, lanzado por Verve Records en 1967 con acompañamiento de Cachao en el bajo y Arsenio Rodríguez en el Tres.

 

En el minuto 9:46 una pieza icónica del latín jazz Caravan interpretada magistralmente al piano por Marco Rizo en su trabajo discográfico de 1982 Plays Carnaval Miami, donde el coqueteo entre piano y contrabajo en la segunda mitad del tema, le aportan un condimento que sazona toda la melodía.  

 

Luego, al minuto 12:08, tendremos a Cachao en su paso por la agrupación de Hansel & Raul con el tema Ayer del larga duración publicado en 1982 por el sello Top Hits y que se ha convertido en un clásico de la salsa romántica a nivel mundial.

 

Seguidamente al minuto 17:01, tendremos a Cachao acompañando a Dave Pike And His Orchestra con el tema Montuna Orita del LP Manhattan Latin publicado por el sello Decca en el año 1964.

 

A minuto 20:19, escuchará a Monguito con el acompañamiento de Johnny Pacheco en el tema Ave María Morena, con un sobrio solo de bajo de Cachao, la grabación data de 1980 y fue publicado en el LP Sabrosura que lanzó al mercado la discográfica Fania.

 

El turno que se consume al bate en el minuto 25:33, le corresponde en el line up a Lou Perez, con el tema Que Tenga Sabor, un sabroso son montuno que viene incluido en el disco Nuestra Herencia del año 1976 que publico Tico Records.  

 

A minuto 29:52 llegamos a Cachao en España una grabación de las catalogadas de coleccionista, editada por el sello Duque Records, no existen más datos sobre dicho 45 rpm, sin embargo, se presume pudo haber sido grabada en 1961 a 1962 cuando pernoctó en dicho País.

  

Para mostrar la capacidad de adaptación de Cachao, lo tenemos a minuto 33:05 en el tema Para Estar Siempre Contigo que grabó Jose Miguel Class conocido como el Gallito de Manatí en el año 1976 en compañía de las Estrellas Rico en ritmo jibaro.

 

Volviendo a la salsa, a minuto 36:32 escucharemos Busca Lo Tuyo, un tema interpretado por la orquesta de Eddie Palmieri en 1968 con la vocalización de Cheo Feliciano, lanzado al mercado por Tico Records.

 

El maestro Cachao también logró grabar un tema con el Grupo Niche, usted puede oírlo a minuto 41:06, el tema es Mi Valle del Cauca que fue incluido en el disco Tapando El Hueco, uno de los más relevantes de la discografía de la agrupación Colombiana, pues era el segundo que contaba con la vocalización de Tito Gómez. El disco fue grabado en Miami y a instancias del mismo Jairo Varela quien pidió un contrabajo acústico con un sonido más cubano, se buscó a Cachao para hacer la grabación.  

 

De vuelta a la descarga, a minuto 46:20 tenemos a Ponce un tema donde los participantes muestran su valía, fue publicado en el disco Tributo A Noro de la Kako's New York After Hour Orchestra en 1966 por el sello Alegre.

 

Cerrará el mismo Cachao a minuto 52:30 con el tema de su inspiración Cunde Echa Un Pie que cuenta con su vocalización (no muy meritoria) y que saliera al mercado en el CD Master Sessions Vol. 2 de la disquera Sony/Bmg.

 


Comentarios

  1. Una acertada reseña sobre este gran músico. Sintetizada y jugosa nota que nos guía en la vida y obra de Cachao. Irónicamente son más los albumes en que participa como "sideman" o "freelance", como se conoce el el argot artístico aquellos que participan en obras de manera eventual, que los propios. Admirado por todos, emulados por muchos (Jaco Pastorius, el gran gurú del bajo lo idolatraba), tuvo en su vida momentos de penurias y casi de olvido, se recuerda esa nota en el libro de C. M. Rondón, cuando en el metro de N. York, una noche fría vió a Cachao sentado solo, con la mirada vaga y casi resignado al abandono terrenal, dirigiéndose a una fiesta de la comunidad judía en la cual tocaría. Ya bañado merecidamente con la gloria y dinero, recordaría agradecido que, si no hubiese sido por esta comunidad en N. York, él, como otros músicos, no hubiesen sobrevivido. Sencillo, afable y cordial, siempre sonriente y respetuoso, tanto que se confunde con timidez, nos rectificar viejos y equivocados criterios sobre producciones musicales atribuidas a él equivocadamente, cuando nos confesara, a Rafa Imitola y demás presentes, en la presentación de su documental "Como mi ritmo no hay dos" -Ficci 1992, Hotel Caribe- que:"este, este otro y otros mas (discos) no son mios sino de mi hermano Orestes "Macho" Lopez. Todo un señor, hoy músico de culto. Excelente nota. Gracias Rafa Cafiel.

    ResponderBorrar
  2. Rafa, como siempre, acertada y bien ilustrada, este gran músico El gran Cachao, depronto por ser un musico de bajo perfil pero grande como Musico, poco conocido, Felicitaciones por deleitarnos con esa buen gusto por escribir de estos grandes Musicos, a veces metidos en el olvido!

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Pablo Mendoza y Los Neutrales de Santo Domingo

Asalto Navideño 1 y 2, Lo Que Nadie Contó

ROSA, EL JUICIO DEFINITIVO